La razón más importante por la que necesitas un gran agente de seguros y cómo encontrarlo

La protección que genera una póliza de seguro ha dejado de ser un lujo. Sabemos que los índices de siniestralidad aumentan año con año y por eso, las aseguradoras continúan diseñando productos para cubrir necesidades cada vez más específicas -en autos, vida, salud, daños en inmuebles y negocios.

A simple vista, productos que aparentemente son muy parecidos, como un seguro de auto, pueden contener cláusulas diferentes que harían toda la diferencia al momento de un siniestro. Y es que conocer a detalle los términos y condiciones de una póliza no es algo que sepamos, ni que queramos saber o profundizar en entender.

Sería realmente difícil y confuso que alguno de los muchos cotizadores en línea te pudiera explicar las diferencias entre una póliza y otra, las letras pequeñas o lo que sucedería en caso de siniestro. No es hasta que tienes un problema con el seguro o no sabes cómo contestar preguntas durante el seguimiento de una reclamación, que sabes que necesitas la ayuda de un experto, porque nadie en línea te apoyará cuando más lo necesites -durante un siniestro.

Un buen agente de seguro es quien está dispuesto y disponible para guiarte, apoyarte para detectar tus necesidades antes de ofrecerte una póliza, explicarte claramente lo que cubre y cómo lo cubre, pero también qué exclusiones tiene y hasta las posibilidades de resolución en una reclamación en caso de que necesitemos usar nuestra póliza, además de un seguimiento puntual al estatus de pólizas, los pagos de prima y sus renovaciones. Un cotizador en línea no puede hacer nada de esto y como no es algo que nos interese saber, necesitamos a alguien que se convierta en ese champion que nos proporcione la protección que nos deje seguir con nuestro día y sin tener que perder tiempo.

Las limitaciones de un cotizador en línea

Lo mismo pasa con el servicio y el profesionalismo con que se atienden los siniestros y esta es la verdadera razón por la que necesitas un buen agente. Hay diferencias muy significativas entre:

  • Un buen agente de seguros que tiene un equipo operativo (e inclusive tecnológico) para dar seguimiento a cada parte del proceso de reclamación.

  • Un agente que está ocupado en vender, incluso sin entender las necesidades de aseguramiento de los clientes, porque hay que decirlo: les importa ganar la comisión. No pueden ayudarte con el siniestro, te pedirán que marques a la línea 01-800 de la aseguradora.

  • Si no tienes un agente de seguro, sigue enfrentarse solos al proceso. Esta es la opción más costosa. Te tomará más que tiempo, también habrá frustración y dificultad para encontrar respuestas en un proceso poco transparente.

Los ingredientes de un gran agente de seguros

¿Cómo se encuentra a un buen agente de seguros?

  1. Una forma es preguntando, pidiendo referencias del servicio, no sólo en atención, sino en resolución, sabiendo que la función principal de un buen agente de seguros es asesorarte, ayudando a detectar tus necesidades de protección. Eso significa conocerte, preguntarte el contexto de tu situación específica, saber qué es lo que más te preocupa, conocer tus prioridades y situación financiera. En otras palabras: escucharte. Esto te garantiza un servicio que atenderá tus necesidades, no las del agente.

  2. Entender el alcance de los servicios del agente y hacer preguntas como: ¿de qué forma nos ayuda en caso de que la aseguradora no pueda hacer el cargo automático a nuestra tarjeta y que el seguro no se cancele?, ¿qué tan fácil es y cómo da seguimiento a una renovación?, ¿explica claramente cómo funciona cada seguro?, ¿qué cubre, cómo lo cubre y qué es lo que excluye? y ¿cómo manejan ellos el seguimiento en caso de que tengas que usar el seguro y de qué manera puede ayudarte en el trámite y seguimiento del siniestro?

  3. Entender que obtener un buen servicio también depende de nosotros. Aceptar un seguro sin saber que tipo de servicio recibiremos a cambio es aceptar que no recibiremos nada: tenemos que saber asesorarnos, entender los pros y los contras, conocer las alternativas y considerarlas para estar seguros de que estamos tomando una decisión razonada. Y aunque en el fondo sabemos que debemos tomar decisiones informadas, en general no somos nada buenos para priorizar nuestro futuro y solo pensamos en qué puede pasar hoy.

Después de navegar por este mundo de las aseguradoras y los agentes de seguros por años, nuestra experiencia es recomendarte a un gran agente de seguros. Ellos son CRG y puedes checarlos dando click aquí. Igualmente, puedes llamarlos al:921 24 25577.

Lo que sigue depende de ti.