¿Te quedaste con el golpe? Te decimos qué hacer.

No es un secreto que quienes manejamos en una ciudad grande perdemos un poco de cordura al enfrentarnos al tráfico. Y es en medio del estacionamiento que se genera en horas pico, que se observan cada vez más autos circulando con golpes y desperfectos notorios, pero no graves. Facias que definitivamente han visto mejores tiempos, luces rotas, abolladuras y rayones son los más comunes. Los llamados choques “lamineros” hacen que autos en perfectas condiciones estéticas empiecen a ser menos en las calles.

Independientemente del tipo de conducción que realices -ya sea amable, competitivo, tal vez pasivo-agresivo o defensivo, lo cierto es que los seguros de auto tienen que ver con todos los daños menores de los autos en circulación.

¿Se pueden reparar los daños menores de un auto con el seguro?

Antes de contestar, es importante que se valore la gravedad de la situación ya que el seguro no ampara el pago por daños si es menor que la suma del deducible.

¿El seguro de auto y los daños menores?

De manera fácil de entender, el deducible es la cantidad que el asegurado debe cubrir al momento de hacer válido el seguro. Generalmente, el importe del deducible es definido por la aseguradora y responde a la fórmula de que a mayor deducible a pagar, el costo de la póliza será menor o bien, a menor deducible, mayor es el costo del seguro.

Regresando a si se puede hacer válido el seguro, en los daños menores se dan dos escenarios:

  • Que el seguro no lo cubra porque el daño es menor al deducible estipulado por lo mismo,
  • Que sea mucho más barato repararlo por cuenta propia.

Lo anterior es independiente a quien haya sido responsable o si el auto se encontraba en movimiento. Puede ser que el “rasguño” haya sido provocado porque algún otro conductor abrió la puerta de su coche y golpeó el tuyo al estar estacionado.

Aún las pólizas de seguro que tienen coberturas de daños materiales (cobertura amplia y amplia plus) requieren el pago de deducible -usualmente entre 3 y 5%, por eso en daños menores inclusive si se marca al seguro, el ajustador lo declarará como daño menor y el seguro no aplica.

En casos donde el daño es menor, no hay valor ni conveniencia en pagar el deducible vs. lo que costaría repararlo por cuenta propia.

Por eso vemos tantos coches con daños menores circulando. Uno se tiene que quedar con el golpe.

Si no me quiero quedar con el golpe ¿a dónde lo llevo?

Además de lo estético, la razón más importante por la que se deben arreglar los golpes es para conservar en la medida de lo posible, el valor de un auto que es de los activos más depreciados año con año.

No hay nada como ir con un taller experto en reparaciones de hojalatería y pintura. La experiencia en los acabados y la confianza son fundamentales en la elección de un taller.

Otros aspectos importantes a considerar son:

El tiempo que le toma a los talleres la reparación. Hemos encontrado que aún trabajos de daño menor pueden tomar hasta semana y media. Nadie quiere tener que hacer arreglos por no tener auto más de una semana.

El precio. Hay una regla de oro en la vida: todo puede estar bien hecho, rápido o a buen precio, pero solo se pueden elegir 2 de las 3 opciones.

En cualquier experiencia de reparación o inclusive de reclamación de siniestros, el taller siempre será problemático porque predomina el informalismo ya sea en tiempos, entrega o calidad.

Bien hecho, rápido y a buen precio ¡escoge dos!

Cualquier otro post terminaría aquí, diciendo que lleves tu coche a un taller y los aspectos que debes cuidar al momento de buscar reparar tu choque "laminero", pero nuestra experiencia -porque lo hacemos todos los días- es monitorear, validar y presionar a los talleres.

Tenemos información cualitativa de cuáles son los mejores talleres, cuáles evitar y cuáles seguramente entregarán los autos tarde o mal reparados. Podemos recomendarte un taller que nos ha sorprendido por los tiempos de reparación con estándares iguales o mayores a los de una agencia.

Además puede:

  • ir por tu auto (en Ciudad de México y ciudades conurbadas)
  • detallar el interior (sin costo adicional)
  • prometer tiempos de entrega y cumplirlos

¿Suena demasiado bueno para ser verdad?

No podemos prometer algo que no hemos visto cumplir. Por eso, pruébalo. Ellos son Pasión y Motor México y se encuentran en Ciudad de México.

Lo único que tienes que hacer es enviar un Whatsapp al número 5527505795, dar detalles de los daños y un par de fotos, sus expertos te dirán qué hacer. Después de la cotización, en un pocos días tendrás de regreso tu auto.

Y entrados en gastos, ya tienes Custodian ¿verdad?

Ningún siniestro es igual, ni bajo las mismas circunstancias, por eso, la experiencia Custodian está a unos cuántos clicks de distancia.

Curiosea nuestra página.